PuntoNet
1 700 786 - 866
PUNTONET

Internet por
satélite para el gran salto industrial de Marruecos

Internet por satélite para el gran salto industrial de Marruecos

Recreación del futuro satélite H 30W-6 de Hispasat. 

Las compañías españolas Hispasat y Quantis se alían en un ambicioso contrato de 125 millones para ofrecer Internet de banda Ka al 80% de la población de Marruecos. Han modificado el satélite para que el telepuerto pueda ubicarse en el país

En julio de 2017 Hispasat lanzará al espacio el satélite H 30W-6. Sus características son similares a la última generación de satélites que proveen a amplias zonas de Latinoamérica de la denominada banda Ka, un internet de altas prestaciones con un ancho de banda que puede llegar a alcanzar los 100 megas por segundo. Los operan compañías como Telefónica con la propia Hispasat o Facebook en alianza con Eutelsat.

La peculiaridad del H 30W-6 es que cubrirá el norte de África y que su servicio de Internet lo explotará en exclusiva la operadora de telecomunicaciones por satélite española Quantis durante toda su vida útil, unos 15 años, a través de su filial Nortis. No se trata de un contrato usual, como pone de manifiesto el importe de la operación, 125 millones de euros. Quizás esto explique la cifra: La alianza de ambas compañías las convertirá en uno de los suministradores de Internet clave para la expansión industrial que quiere impulsar Marruecos en los próximos años, con la aquiescencia de los grandes polos de producción centroeuropeos.

El presidente de Quantis, Aquilino Antuña, lo tiene claro, en declaraciones a INNOVADORES, «empezaremos por el mercado de empresas».«Este acuerdo supone un salto cualitativo para Hispasat, que el año pasado lanzó la estrategia de desarrollar el norte de África», explica Ignacio Sanchis, responsable del proyecto en la compañía de satélites. Como en Latinoamérica, se trata de un área con un potencial de crecimiento económico fuerte a medio y largo plazo y una vigorosa demanda de servicios TIC, pero lastrada por las limitaciones en la extensión de redes terrestres de fibra o móviles asociadas a su orografía.Es comprensible, por eso, que el regulador de las telecomunicaciones del Gobierno magrebí haya puesto sobre la mesa la condición de que el telepuerto, el hub terrestre que vuelca la información del satélite en Internet, esté en su suelo.

Esto ha obligado «a modificar el diseño del satélite para embarcar capacidades mejoradas y diferenciales», apunta Ignacio Sanchis. Era clave asegurar la prestación de servicios en banda Ka. «Se alcanzará una capacidad de un gigahercio, equivalente a 30 transpondedores de 36 megahercios cada uno», afirma Antuña. «En lugar de tener haces de cobertura muy amplios, que cubren todo un continente, los satélites HTS [High Throughput Satellite] tienen una arquitectura con haces más pequeños, enfocados, los llamados Spot Beams, que concentran mejor la potencia y permiten ofrecer capacidad dedicada», apunta Ignacio Sanchis, «además estos satélites se construyen con un concepto muy similar al de las redes celulares, es decir, permiten reutilizar frecuencias».Hispasat fue la primera compañía en lanzar un satélite HTS con banda Ka en Latinoamérica, fue el Amazonas III. Ahora se alía con Quantis para cubrir «el 80% de la población de Marruecos a partir de 2017, con servicios de 20-30 megas, e incluso el Sur del país con banda Ku», según Antuña.

Pero el objetivo es abrir brecha también en el mercado de países desarrollados como los europeos. «En países avanzados el espacio para el satélite es menor, pero incluso cuando se completen los despliegues de fibra y LTE en España habrá no menos de medio millón de hogares, en núcleos de población de menos de 1.000 habitantes y en zonas de extrarradio de las grandes ciudades, en los que la mejor solución de conectividad será el satélite», apunta Ignacio Sanchis.

Fuente: http://www.elmundo.es

 

 
 

DESARROLLO WEB: Mushoq Multimedia

  

Cambiar contraseña



Loading..